La toma de decisiones en la empresa familiar

La familia que desea continuar construyendo un futuro común juntos en su empresa familiar, debe ponerse de acuerdo en cómo se tomarán las decisiones para asegurarse que, tanto en la familia como en la empresa, se haga lo que se tiene que hacer para que el sueño familiar se haga realidad. Esto se logrará reflexionando sobre las instancias que deberán instalarse para poder tomar las mejores decisiones sobre la empresa, sobre la propiedad común y sobre asuntos familiares, haciéndolo en una forma ordenada y lo más independientemente posible una de otra.

Estamos hablando de poner las bases para el buen “gobierno” de la familia y de la empresa. En esta consultoría, se guiará a la familia para llegar hasta la definición de esas instancias para la adecuada toma de decisiones. Podemos agrupar las decisiones que se toman en la empresa familiar en tres ámbitos:

a) El ámbito de la empresa

En este ámbito la toma de decisiones se hace a través de dos posibles instancias: (i) La Junta de Accionistas (si es una Sociedad Anónima) o Asamblea de Socios (en caso de una Sociedad de Responsabilidad Limitada), en la que deciden cómo cuidar sus intereses como dueños del negocio, (ii) A través del Directorio (si es una Sociedad Anónima) o un Consejo Directivo (si es una Sociedad de Responsabilidad Limitada), al que se encomienda cuidar lo que es de propiedad de los accionistas, representándolos ante quienes operan la empresa.

b) El ámbito familiar

En este ámbito la toma de decisiones se hace generalmente a través de constituir una Asamblea Familiar (equivalente a la junta de accionistas de la empresa) y un Consejo Familiar (equivalente al Directorio de la empresa), en los que se decide cómo formar una familia más fuerte y más unida, cómo lograr la transmisión de valores familiares y empresariales a las siguientes generaciones y el crecimiento personal de cada uno de sus miembros.

c) El ámbito de la propiedad

En este ámbito la toma de decisiones se hace generalmente a través de la instalación de un Consejo de Accionistas Familiares, encargado de hacer crecer el patrimonio familiar.

La complejidad más común en la empresa familiar es que las personas que están en cada uno de los ámbitos de toma de decisión antes mencionados, son las mismas, lo que provoca confusión y dificulta los acuerdos.

 

Nuestros Servicios

Para que las empresas familiares logren tener una adecuada toma de decisiones y así perdurar a lo largo del tiempo, ofrecemos los siguientes servicios:

Ámbito de la Empresa:

Ámbito familiar:

Ámbito de la propiedad:

  • Formación Consejo de Accionistas Familiares
  • Diagnóstico del funcionamiento del Consejo de Accionistas Familiares
  • Alineación Junta de Accionistas Familiares
  • Pacto de Accionistas Familiares
  • Planificación de Sucesión y Herencia

Family Office:

  • Planificación y Estructuración de un Family Office

Mas información …